Información Importante

Aunque parezca una sinrazón, ya que la Psicología pertenece a Las Ciencias de la Salud, las actuaciones psicológicas no están reguladas por criterios científicos. Has de saber que parte  de los tratamientos psicológicos que se aplican   no se basan en evidencias científicas.  Como consecuencia no se ha podido demostrar que sean útiles. Existen otros tipo de tratamientos los llamados «apoyados en evidencias» respaldados por amplios estudios experimentales que han mostrado durante años su eficacia. Tratamientos basados en las evidencias. Sociedad Española de psicología Clínica y de la Salud, (haz clic). Los tratamientos psicológicos efectivos tienen objetivos claros, el paciente tiene un papel activo en la terapia no se limita a ser escuchado una y otra vez recurriendo al pasado.  Están centradas en la solución de problemas del presente,  son  de corta duración  y producen una mejoría tras las 4-8 primeras sesiones. Si el psicólogo se limita a darte consejos que te daría un amigo, el tratamiento no tiene unos objetivos claros, se dilata en el tiempo y no se obtienen resultados apreciables  en un período de tiempo razonable,  puedes desconfiar de su eficacia. Elige psicólogos que utilicen tratamientos que hayan mostrado su utilidad mediante criterios de la ciencia.